Sal marina

Para la obtención de la sal, el agua de mar es conducida a unos estanques y posteriormente a los cristalizadores. Aquí se evapora a lo largo de meses bajo la influencia del sol, el calor y el viento, para formase la sal marina. Tras el secado natural, la sal marina se prepara para su consumo.