Descalcificación de agua

El agua blanda es necesaria para un sinfín de procesos industriales, pero también en el uso doméstico. La dureza del agua varía de una región a otra, de modo que es necesario un tratamiento especial para obtener agua blanda.

En los últimos años, el principio de la descalcificación de agua ha demostrado cada vez más su eficacia y obtiene unos resultados higiénicos que satisfacen los requisitos más estrictos. Gracias al procedimiento de intercambio de iones se eliminan del agua el calcio y el magnesio que la endurecen.