Sal marina

Para la obtención de la sal, el agua de mar es conducida a unos estanques llanos, denominados salinas. Aquí se evapora a lo largo de varios meses bajo la influencia del sol, el calor y el viento, hasta formarse la sal marina. Tras el secado natural, la sal marina se prepara para su consumo.

Además de su uso tradicional como sal de mesa, la sal marina también se emplea en la industria alimentaria.