Sal gema

La sal gema alimentaria esco se compone de sal gema pura y natural, por lo que resulta ideal para su uso en la industria alimentaria.

La sal gema alimentaria se usa para aplicaciones en seco y se incorpora en el proceso de elaboración en forma sólida. Un ejemplo típico es el horneado de pan, bizcochos y otro tipo de pastelería. Sin embargo, la sal gema alimentaria también se utiliza en determinados ámbitos del procesamiento del pescado y para mezclas de condimentos.

Los yacimientos de la sal gema alimentaria esco se encuentran en el norte de Alemania. Destacan por su contenido especialmente elevado de cristales de sal blancos y puros por naturaleza. Este regalo de la naturaleza, protegido a una profundidad de entre 400 y 750 metros, se obtiene de forma respetuosa y se procesa y confecciona para el ámbito de aplicación correspondiente.

Además de la sal gema alimentaria tradicional, esco también ofrece sal gema natural sin aditivos: cristal de sal gema natural. La sal de los mares milenarios convence por su sabor extraordinario y su estructura cristalina. Gracias a su carácter natural, el cristal de sal gema natural esco es idóneo para la elaboración de productos ecológicos de conformidad con el Reglamento (CE) 834/2007.