Alimentación

La sal es un componente esencial en la alimentación humana. Por esta razón, también juega un papel fundamental en la producción y el procesamiento de los alimentos, especialmente como condimento y conservante.

Para ello, hoy en día es imprescindible una calidad certificada y garantizada. La sal de mesa puede enriquecerse con una multitud de sustancias activas como, por ejemplo, el yodo o el fluoruro. Con la sal también se pueden mezclar perfectamente las hierbas y otros condimentos y aromatizantes.

esco ofrece a la industria alimentaria un gran número de productos de sal gema, sal vacuum y sal marina.